10 claves para ser un Entrenador Personal de Éxito

Tabla de contenidos

Si eres o quieres ser entrenador personal ¡Este artículo te va a ser de gran utilidad!

Te daremos unos consejos que probablemente no hayas escuchado nunca, pero que son el camino que te llevarán a que te conviertas en un exitoso profesional del deporte. Las 10 claves para alcanzar el éxito como Personal Trainer.

triunfar como entrenador personal

Clave 1: Empatizar con tus clientes

Debes tratar de entender cómo se sienten tus clientes a nivel deportivo, a nivel de salud e incluso a nivel personal. Y ser capaz de trazar un plan de acción en el entrenamiento que maximice su nivel de adherencia a la rutina.

Teniendo en cuenta: su disponibilidad de tiempo, motivaciones, estilo de entrenamiento que más le gusta, lesiones previas, creencias que tengan sobre el entrenamiento, etc.

Clave 2: Tener dotes comunicativas y dotes de venta

El carisma y la comunicación lo son (casi) todo.

El trato amable, cordial, el discurso motivador, y la buena predisposición, son fundamentales para que los clientes se sientan a gusto y sigan eligiéndote.

Esto te permitirá ganar más dinero porque tendrás clientes más fidelizados y cobrarás mejores precios por tus servicios.

Clave 3: Tener una marca personal fuerte y diferenciada

Debes buscar dominar un nicho de mercado. Ser una autoridad en un campo muy específico.

Si logras destacarte y diferenciarte radicalmente del resto, la gente no tenderá a compararte con otros y te percibirá como su única opción.

Clave 4: Tener una imagen acorde al objetivo de tu cliente ideal

Es de suma importancia que exista coherencia entre lo que haces en tu vida diaria, los resultados que obtienes y lo que vas a enseñar y promulgar.

Un ejemplo de esto: Si eres un entrenador con sobrepeso, no tiene mucho sentido que prometas a tus clientes bajar de peso.

Si no predicas con el ejemplo, no lograrás conectar con la gente y nunca serás una autoridad para ellos.

Clave 5: Ten diferentes tarifas según lo que incluya el servicio

No todo el mundo debe ser tratado igual. Es importante que definas varias formas de trabajar contigo.

La forma más rápida y sencilla para definir el precio es establecer tres tarifas; por ejemplo:

➜ La primera de todas, enfocada a la gente que es muy sensible al precio y que prefieren un servicio muy barato.

Puede ser de unos 50€ al mes, y que simplemente implique enviar un PDF con una rutina de entrenamiento vía email.

➜ El plan de tarifa número dos sería el principal, el plan que más te interesará vender.

Además de lo anterior, incluye seguimiento, contacto por WhatsApp y corrección de técnica.

Puede tener un coste de unos 70€, y será el más atractivo para las personas, porque por solo 20€ más obtienen un servicio más personalizado.

➜ Por último, el plan número tres, que sería el más “premium”.

Este puede tener un precio de unos 120€ al mes y, muchas veces, es llamado plan cebo, porque sirve para hacer aparentemente más barato el resto de planes, aunque poca gente lo elija.

Clave 6: Nunca vendas barato

Siempre va a haber personas que cobren más barato que tú. No debes entrar en una guerra de precios salvo casos muy puntuales.

Enfócate en vender a muy poca gente a un precio lo más alto posible.

Es preferible tener 5 personas que te paguen 200€ al mes a tener 20 personas que te paguen 50€.

Es mucho más sencillo trabajar de manera personalizada con un grupo reducido de personas, para poder dedicarle tiempo de calidad a cada cliente y atender sus necesidades. En vez de trabajar de manera generalizada con un grupo mucho más grande de personas, sin poder atender a las demandas individuales de cada uno. O salvo que inviertas muy pocas horas en ese cliente.

Por lo tanto, nunca bajes de 50€ a 60€ al mes, salvo que te estés iniciando como entrenador personal y no cuentes con mucha experiencia, y esa sea la única forma de diferenciarte.

Pero recuerda: Según vayas ganando experiencia y conocimientos, es muy importante que vayas ajustando los precios al alza de forma acorde.

Clave 7: Filtra a tus clientes y elige con quien trabajar

Es importante trabajar con personas que realmente sean rentables.

⇒ Las entidades bancarias, por poner un ejemplo, son un modelo de negocio en el cual captan clientes jóvenes que no son rentables en la actualidad, pero que sí lo serán dentro de 5 años. En tu modelo de negocio como entrenador no sirve un cliente que solo pueda ser rentable de aquí a 5 años.

Es decir, debes establecer una línea de trabajo que minimice la cantidad de tiempo y energía que te requiere cada cliente (sin perder la personalización y el hacer sentir importante a cada persona).

⇒ Por ejemplo, si tienes muchos clientes de nivel principiante en el gimnasio, debes elaborar una metodología de trabajo en la cual obtengan la formación básica para que aprendan rápido y no realicen siempre las mismas preguntas.

Otro punto son las personas problemáticas y/o poco comprometidas, que no siguen las directrices del plan de entrenamiento o de la dieta y que te impliquen una desmotivación.

En este caso, el mejor consejo que podemos darte es que las expulses de tu equipo de asesorías sin ningún miedo, porque una persona que no te hace caso y no sigue tu plan de trabajo te reduce tu autoridad como entrenador.

Es preferible trabajar con un grupo reducido, en el cual el 100% de los clientes obtengan resultados y se sientan correctamente atendidos y satisfechos con tu servicio.

Es mejor tener unos pocos fans a tener muchos clientes a secas.

Clave 8: Genera y crea herramientas de trabajo para agilizar procesos

Genera herramientas especializadas que agilicen los procesos internos a nivel de trabajo.

Utilizar softwares o plantillas como basepara diseñar rutinas y contenido que permitan a los clientes resolver sus dudas o inquietudes, es una gran estrategia para no realizar esfuerzos redundantes.

Clave 9: Contrata al mejor asesor fiscal que conozcas

Un buen asesor fiscal, además de llevar tus pagos y cuentas al día (con su equipo contable), te enseñará a minimizar la cantidad de dinero que el Estado se queda de tus ingresos.

Siempre mediante técnicas legales. Utiliza las leyes para pagar lo mínimo posible (lo que también se conoce como ‘optimización fiscal’ o ‘ingeniería fiscal’).

Es fundamental que, como autónomo, cuentes con alguien de confianza para que te asesore en materia económica.

Clave 10: Sistematizar tareas y procesos dentro de tu proyecto

Pondremos diferentes ejemplos para entenderlo…

⇒ Una tarea podría ser generar ideas para los post de redes sociales.

⇒ Otra tarea puede ser crear una infografía en base a plantillas sobre esos post.

⇒ Una tercera tarea, puede ser hacer los textos de esas publicaciones.

⇒ Una cuarta, programar esos post en Creator Studio, (una herramienta de Instagram para programar publicaciones).

⇒ Y una quinta tarea, puede ser realizar revisiones diarias de clientes que han terminado su mesociclo y quieren empezar otro.

Lo interesante de todo esto, es que organices tus tareas en bloques de trabajo.

EJEMPLO: Utilizas 2 horas para grabar contenido para YouTube o redes sociales, 2 horas de diseñar rutinas, 2 horas para otra tarea; y, entre cada bloque, te tomas descansos.

También es crucial que te pongas un límite de tiempo para hacer cada tarea. De lo contrario, el trabajo tenderá a expandirse en todo el tiempo que hay disponible. Y también fijarse fechas de entrega de cada tarea.

Además, de priorizar lo urgente e importante por encima de todo.

🏋️ ¿Quieres formarte como entrenador y adquirir conocimiento de alta calidad con AudioFit? Visita el curso de Personal Trainer de AudioFit CPE.

🍽️ ¿Tienes intención de formarte como dietista? Visita nuestra formación de alta calidad, Audiofit CPD.

Compartir en twitter
Compartir en telegram
Compartir en whatsapp
Artículos relacionados
Lee nuestras últimas publicaciones