Mejores suplementos para aumentar la testosterona de forma natural según la ciencia

Aumento de testosterona
Tabla de contenidos

Existen suplementos que pueden ayudarte a aumentar tus niveles de testosterona de forma natural. Todos los que te presentaremos a continuación están respaldados por evidencia científica. No obstante, la magnitud del efecto puede ser poco relevante en personas sanas.

Sin embargo, en personas con deficiencia o bajos niveles de testosterona o que no puedan ser categorizadas como sanas porque fumen, tengan sobrepeso, insomnio, o bien estén expuestas a un estrés fisiológico o psicológico alto, entonces este efecto puede ser muy significativo.

Si quiere saber cuáles son y cómo tomarlos, no dejes de leer el siguiente artículo.

Suplementos para testosterona

Vitamina D

Esta vitamina ha demostrado tener gran importancia en diversos procesos metabólicos, como por ejemplo, en la regulación hormonal.

De hecho, existe una asociación y correlación entre los niveles de testosterona y vitamina D. Por lo cual, en caso de tener bajos niveles de testosterona, probablemente haya bajos niveles de vitamina D.

Por lo tanto, para revertir esta situación, debemos aumentar nuestros niveles de vitamina D. Para ello, tenemos dos opciones, exponernos más tiempo al sol en más superficie corporal o bien, suplementarnos con vitamina D.

La dosis a consumir dependerá de los niveles plasmáticos de esta vitamina. Para ello, lo ideal es recurrir a una analítica. En caso de no tenerla, puedes utilizar de 2000 a 4000 unidades internacionales al día con la primera comida del día.

Puesto que es un nutriente liposoluble, se absorberá mejor con una pequeña fuente de grasas y no hay que preocuparse de una intoxicación, puesto que hasta 10000 unidades internacionales ha demostrado su seguridad.

DHEA

El DHEA es una hormona precursora de la testosterona y los estrógenos. Por lo tanto, es de vital importancia en personas mayores a los 40 años, especialmente en las mujeres.

Aclaración: en Europa esta sustancia está considerada un fármaco y, en consecuencia, requiere receta. Sin embargo, en países como Estados Unidos, esta sustancia está considerada un suplemento y lo puedes adquirir fácilmente en cualquier supermercado.

En cuanto a la dosis efectiva, esta va de los 25 mg/día a los 100 mg/día.

Nuestra recomendación es hacer previamente una analítica para conocer los niveles de testosterona y empezar con la dosis efectiva mínima de 25 a 50 mg/día de este suplemento junto con una comida y, pasado el tiempo, realizar otra analítica para ver cómo están los niveles de testosterona.

DAA

El Ácido D Aspártico es un aminoácido que ha demostrado aumentar los niveles de testosterona de forma transitoria. En los hombres pueden aumentar los niveles de esta hormona durante dos semanas y tras ello, vuelve a niveles basales.

Es por esto que, la forma más inteligente de usar este suplemento es de forma cíclica; tomarlo dos semanas y luego cesar su consumo por 2 a 4 semanas.

La dosis ideal es de entre 3 g/día y 4 g/día ingerido en ayunas o con una comida baja en proteínas.

Jengibre

Aunque la evidencia a su favor es limitada, el jengibre ha demostrado aumentar los niveles de testosterona mediante el incremento de la hormona luteinizante.

La dosis más comúnmente empleada es entre 1 g/día a 3 g/día.

Boro

Aunque los mecanismos fisiológicos no están completamente dilucidados, parece ser que el boro juega un papel muy importante en la producción y la actividad de las hormonas esteroideas.

Por otro lado, el boro actúa en sinergia con la vitamina D, incrementando su conversión a la forma activa y de esta manera podría incrementar nuestros niveles de testosterona.

En cuanto a la dosis a emplear, lo ideal serían de 10 a 20 mg/día junto a una comida y nunca superar estos 20 miligramos diarios.

Fenogreco

Aunque la evidencia de este suplemento es limitada, ha demostrado aumentar los niveles de testosterona y disminuir los niveles de hidro-testosterona al inhibir la enzima aromatasa y 5 Alpha reductasa. Ambas enzimas se encargan de convertir la testosterona en estradiol y HT respectivamente.

En caso de querer emplearlo, como mínimo deberíamos utilizar 250 mg/día, siendo ideal entre 500 a 600 mg/día.

Ashwagandha

Este suplemento adaptógeno ha demostrado aumentar los niveles de testosterona, incluso en personas sanas hasta un 15%. Sin embargo, en personas que están expuestas a un estrés crónico de bajo grado o personas con alto estrés fisiológico les puede ayudar de forma muchísimo más significativa.

Es decir, a mayor sea el grado de estrés al que esté sometida la persona, mayor será el incremento en los niveles de testosterona con este suplemento.

En cuanto a la dosis, lo primero que hay que dejar claro es que, la ashwangandha se estandariza en wisanólidos, su principal componente activo. Por lo tanto, la mínima dosis efectiva a consumir es de entre 15 mg/día y 25 mg/día, siendo lo ideal entre 50 mg/día y 100 mg/día.

Lo más recomendable, en caso de hacer una sola toma, es hacerla a primera hora de la mañana. Para quienes quieran hacer dos tomas, entonces lo mejor es dividirla, una por la mañana y la otra antes de acostarnos a la noche.

🍽️📚 Si quieres ampliar tu conocimiento en suplementación y otros campos de la dietética, pudiendo convertirte en dietista profesional especializado en nutrición deportiva, te puede interesar: CPD de AudioFit.

🏋️📚 Si quieres formarte como entrenador personal para trabajar de ello legalmente, junto a profesionales reconocidos del sector del fitness (que serán tus profesores), accede a la página de CPE de AudioFit.

Compartir en twitter
Compartir en telegram
Compartir en whatsapp
Artículos relacionados
Lee nuestras últimas publicaciones