¿Cada cuánto tiempo cambiar de rutina en el gimnasio?

Cambio de rutina en el gym

En este artículo te vamos a enseñar cada cuánto tiempo debes cambiar de rutina.

Te explicaremos los motivos y sus beneficios de cambiar o no de rutina.

También te contaremos si es realmente necesario cambiar de rutina de entrenamiento o, por el contrario, es mejor que sigas con la que estabas haciendo.

¿Es necesario cambiar de rutina y ejercicios?

Si quieres cambiar de rutina tendrás que pensar porque vas a cambiar de rutina o en qué criterio te basas para querer hacerlo.

Los cambios los puedes hacer o por tema de repeticiones o en el cambio de algún ejercicio o cambiar toda la rutina.

Cada cuánto cambiar de rutina (según la ciencia)

Cuando cambias de ejercicio, por el motivo que sea, te darás cuenta de que al principio mejoras muy rápido en ese nuevo ejercicio, pero la mejora no es porque hayas ganado músculo sino por la mejora neuromuscular.

Hasta que no se adapte tu músculo por completo a este estímulo, no vas a tener un desarrollo muscular óptimo.

Cada vez que repitas este ejercicio nuevo tus adaptaciones irán mejorando y cada vez el estímulo será mejor.

Alcanzar esa máxima adaptación, para que el estímulo sea el óptimo, suele tardar entre 2-4 semanas, pero va a depender de la frecuencia de entrenamiento que hagas.

Si tú tienes una mayor frecuencia en ese ejercicio, alcanzarás antes esa máxima adaptación y, por ende, más rápido alcanzarás ese estímulo óptimo.

En la imagen de abajo puedes verlo con mucho más detalle y más claro.

Eficiencia neural y estimulo

Si cambias de ejercicio, todo el rato no le estarás dando un estímulo suficiente a tus músculos por el mero hecho de que no les estás dejando adaptarse a ese ejercicio.

Por lo tanto, cambiar muy rápidamente de ejercicio no va a ser lo mejor, pero de la misma manera, tampoco va a ser lo mejor si te tiras mucho tiempo con un ejercicio sin cambiarlo.

Variabilidad eficiencia neural

Entonces… ¿Cuándo cambiar los ejercicios de la rutina de entrenamiento?

Solo no interesa cambiar de ejercicio cuando hay un estancamiento real.

Dicho estancamiento se refiere cuando de forma continuada no somos capaces de aumentar nuestro rendimiento o incluso empeora.

Pero si ocurre ese estancamiento antes de cambiar, habría que mirar ciertos factores que puedan influir en ese estancamiento.

Factores de estancamiento

Todos estos factores pueden hacer que tengas un estancamiento tanto a nivel de fuerza como de ganancia de masa muscular.

  • Altos niveles de estrés en tu día a día.
  • Si estás en un déficit calórico no vas a tener suficiente energía como para rendir a tu 100×100.
  • Si tu descanso (sueño) no es de unas 7 horas y encima no es de calidad, tu cuerpo no se va a recuperar del todo para el siguiente día.
  • Tienes que intentar tener un horario fijo de entrenamiento para que te puedas recuperar bien entre sesiones. Ya que si entrenas por la noche y al día siguiente por la mañana, el espacio de descanso entre sesiones ha sido muy corto.
  • Debes de dar el estímulo suficiente a tus músculos en cada sesión de entrenamiento para que crezcan. Sí, el estímulo es muy pequeño, no crecerán, pero si te pasas de estímulo tampoco será bueno.
Factores desencadenantes

TIPS Generales para saber en qué momento cambiar de rutina (si lo necesitas)

Primero tienes que mirar y solucionar los factores anteriores que hemos visto.

Luego debes de mirar si estás en un entorno propicio para seguir progresando.

El entorno hace referencia a los 3 puntos vistos anteriormente (estrés, déficit calórico y sueño).

Quizás, también hayas cambiado de lugar de entrenamiento o de gimnasio y al estar en un entorno nuevo o quizás utilizando un material que nunca has utilizado antes, pues puede mermar tu progreso y pensar que te has estancado cuando no es así.

Simplemente, lo que ocurre, es que tienes que adaptarte a ese nuevo sitio o adaptarte también a ese nuevo equipamiento que estás utilizando.

Luego tienes que mirar más al detalle tu recuperación.

Te quiero decir con esto de que si tu tiempo de recuperación ha aumentado o si tu recuperación ha empeorado.

Si ha empeorado tu recuperación puedes probar a disminuir la frecuencia de entrenamiento.

Si reduces la frecuencia de entrenamiento y ves que progresas, entonces esa era la causa del estancamiento.

Si todo lo que hemos visto hasta ahora está todo correcto y no consigues progresar para ganar más hipertrofia, entonces, ya podemos deducir que es hora de cambiar de ejercicio o de ejercicios o de reestructurar toda la rutina de entrenamiento.

Tips para cambiar rutina de ejercicio

Resumiendo el artículo…

No es bueno estar cambiando de rutina constantemente porque de esta manera no producirás adaptaciones y, por ende, no producirás un estímulo óptimo para ganar masa muscular.

Tampoco lo mejor es quedarse con una rutina durante mucho tiempo porque puedes llegar al pico máximo de adaptaciones y ya no producir un estímulo óptimo muscular para seguir creciendo.

Antes de cambiar de rutina o de ejercicio tienes que mirar muchos aspectos, como has visto en este artículo, para saber si realmente debes de cambiar de ejercicio o no.

Por lo tanto, sí se debe cambiar de rutina para poder seguir ganando masa muscular, pero el cuándo hacerlo va a depender de muchos factores.

📚🏋️ ¿Quieres formarte como entrenador personal y dedicarte a ello? Te preparamos para ejercer de forma legal y con conocimientos actualizados en AudioFit CPE (pulsa aquí).

📚🍽️ Si lo que quieres es profundizar en nutrición y ser dietista profesional, accede a AudioFit CPD (pulsa aquí).

Artículos relacionados
Lee nuestras últimas publicaciones